ALMACIGOS DE PAPEL, linda metafora del nacimiento

Hace tres años nació Mi Comuna Eco-lógica, alias MiCE. Una organización que poco a poco venía tomando cuerpo y que en cuarentena se consolidó, algo la movilizó. El tema de los Huertos Urbanos, su principal pilar de acción, empezó a agarrar fuerza en la sociedad, la tecnología facilitó la asistencia de los seguidores a las actividades, e incluso los mismos miembros del grupo pudieron asistir con mayor frecuencia a las reuniones y energizar el proyecto. Los talleres encontraron gran convocatoria y cada quien ha ido tomando su lugar.

Si bien MiCE tiene muchas ideas por delante, lo que la mueve son los conceptos de permacultura, sustentabilidad y vida en comunidad, donde cada taller va abriendo mundos. 

Temas sorprendentes han sido los almácigos de papel y su bajo impacto en el medio ambiente. 

VER VIDEO, Taller: EL SUELO ESTA VIVO, de Agustín Sepúlveda. MiCE 

Ayudados con un cono de papel higiénico o un tubo de PVC, para darle redondez, se van rellenando con tierra y poniendo las semillas a reposar, para que puedan germinar, crecer y transformarse. Una vez que ya la planta está enraizada y fortalecida, se traslada con el mismo papel a la tierra, asimilándose a ésta.

Aún cuando la naturaleza no requiere de una intervención especial para su expansión, a veces es necesario instalar algunos espacios para facilitarla. Invernaderos y técnicas como éstas favorecen el control de temperaturas en tiempos de frío, ayudando a la germinación en lugares de mayor calidez, como el interior de la casa, hasta que la planta esté lista para crecer. Similar al útero en los mamíferos, a los huevos en omnívoros y así, en muchas especies vivas del planeta. Así como hay que tener a un ser bien resguardado, alimentado y protegido al nacer, para fortalecer su crecimiento, así también sucede con ese primer lecho de las plantas: deben encontrar un lugar que las favorezca. 

Así también nació y creció MiCE

VER MAS:

- "Ovulita"

- "La Voz como Soporte Emocional"


 

 

Comentarios

¿QUIERE SEGUIRME?